Sistema de filtrado para lineas de aire de alta presion.

El compresor utiliza el aire del ambiente, pero este contiene ciertos porcentajes de humedad, que no puede ser extraída con los filtros estándar que contiene en su entrada.

El aire es mezclado con el aceite que el equipo de compresión usa para  lubricar sus anillos, produciendo así una mezcla muy ácida que en gran parte se va depositando en el fondo del compartimiento de acumulación para luego ser drenada periódicamente.
Por lo tanto, el aire que ya esta comprimido y sale del estanque de acumulación, contiene humedad, aceite, algunos elementos sólidos producto del desgaste de los materiales en juego en dicho proceso y además ácidos que son contraproducentes para la vida útil de los equipos de la red de distribución de alta presión. Por ende todo esto tiene que ser eliminado, aunque debe tenerse en cuenta que muchos de los equipos necesitan para su buen rendimiento, de la lubricación en el flujo de aire mismo.

Todo este sistema de protección se denomina FRL. Son las unidades indispensables para el funcionamiento adecuado de todo sistema neumático y así estirar la vida útil de cada herramienta neumática, sean clavadoras neumaticas, engrampadoras, martillos, etc. Son instalados en la línea que alimenta un circuito, otorgando así un aire totalmente libre de humedad, de impurezas, lubricado y con la presión exigida según el trabajo, o sea en óptimas condiciones para su uso en mencionadas herramientas neumáticas o en cualquier martillo neumático para el trabajo con clavos por ejemplo. Los sistemas FRL están, en general,  compuestos para su correcto funcionamiento de filtros, reguladores de presión y lubricadores.

aire1